Entradas

La detección temprana puede marcar la diferencia en el pronóstico y la supervivencia.

El cáncer oral se sitúa entre los diez cánceres más frecuentes. Su diagnóstico se hace de forma tardía en el 75 por ciento de los casos, por lo que destaca su alta tasa de mortalidad.

El 12 de junio se celebra el Día Europeo contra esta enfermedad con la idea de concienciar a la población de la necesidad de llevar a cabo revisiones bucodentales que puedan detectar esta patología. El papel del dentista es fundamental a la hora de identificar los síntomas. Cuando un paciente acude a una revisión odontológica, el especialista realiza una evaluación exhaustiva de su cavidad oral, lo que incluye mejillas, labios, lengua, paladar y encías. Si detecta anomalías como úlceras, bultos, manchas rojas o blancas, puede recomendar pruebas adicionales, como una biopsia, para obtener un diagnóstico definitivo. 

Es importante tener presentes los factores de riesgo asociados al cáncer oral y fomentar hábitos de vida saludables.

En cuanto a los factores de riesgo tenemos:

-consumo de tabaco y alcohol.

-exposición excesiva al sol y sin protección (labios).

-virus del papiloma humano.

-alimentación poco saludable.

-mala higiene bucodental.

A partir de los 40 años es importante realizarse una autoexploración de la cavidad bucal cada cierto tiempo para detectar posibles anomalías. Aunque esto nunca puede sustituir las visitas periódicas al dentista ya que, en sus primeras etapas, el cáncer oral puede pasar desapercibido. Este tipo de cáncer tiene una mayor incidencia en hombres respecto a mujeres, aunque esta diferencia se está reduciendo en los últimos años. Su localización más frecuente suele ser en el borde lateral de la lengua y suelo de la boca. 

Terminamos con un apunte interesante: según datos del Atlas de Salud Bucodental en España, está comprobado científicamente que un alto consumo de frutas y verduras tiene un efecto protector frente al cáncer oral. Ingerir, al menos, una pieza de fruta diaria y/o verdura ayuda a reducir el riesgo de esta patología en un 50 por ciento.

Agenesia es un término que significa “sin nacimiento”. Aplicado a la Odontología, se refiere a la falta de alguna pieza dental por no haberse desarrollado. Se trata de un problema de origen congénitoque, con mayor frecuencia, afecta a las llamadas muelas del juicio.

La ausencia de piezas dentales conlleva una serie de consecuencias que van mucho más allá de la estética. Normalmente, los problemas más comunes están relacionados con una maloclusión, provocada por el desplazamiento de los dientes contiguos a las ausencias. Además, el hueso maxilar también puede desarrollarse en menor medida. Pueden originarse alteraciones funcionales de masticación, salivación o pronunciación. Cuando la agenesia se da en las muelas del juicio no suele suponer un problema puesto que son piezas sin mucha utilidad.

Sin lugar a dudas, la cuestión estética es la que más afectapsicológicamente y a nivel de autoestima a los pacientes que sufren esta situación. La falta de piezas dentales en la zona más interna pasa más desapercibida, pero cuando esta ausencia se produce en la parte frontal de la boca, al paciente le cuesta sonreír ya que queda patente su problema estético. 

El diagnóstico de la agenesia se produce, normalmente, a partir de la observación de que los dientes de leche se mantienen más tiempo del habitual. Al no haber reemplazo que fuerce la caída del diente de leche, éste permanecerá más tiempo. Será el primer indicio de que podemos estar ante una agenesia dental. Para confirmar esta sospecha, el especialista realizará una radiografía que le proporcione una visión completa de lo que sucede en el interior.

A la hora de evaluar el tratamiento, tendremos en cuenta factores como la edad del paciente, el estado general de su dentadura, cuántas piezas faltan y en qué lugar. Las opciones son:

-Tratamiento de ortodoncia. Puede ser una solución idónea cuando falta una única pieza. Se emplea para reducir los espacios que se han generado ante la ausencia de esta o bien para fijarlos si lo que se pretende es aplicar un implante dental.

-Implantes dentales. Cuando la ausencia de piezas es más numerosa y faltan en la parte frontal, solemos recurrir a esta solución. Habrá que asegurarse, eso sí, de que la agenesia no ha afectado a la calidad del hueso.

-Prótesis. Aquí también entra en juego el número de dientes ausentes. Se pueden colocar prótesis parciales o completas. 

-Mantenedores de espacio. Para evitar que otras piezas dentales ocupen el lugar de la pieza faltante, logrando así que el maxilar se desarrolle con normalidad y que más adelante se pueda recurrir a un implante para cubrir ese hueco. 

Busca tu mejor opción en ALAIA.

Una de las funciones esenciales del paladar es la de permitir y contribuir a la fonación, aunque también interviene en otras acciones como la deglución de alimentos. Cuando un paladar está completamente sano no genera molestias y tiene un color rosáceo uniforme. La mayoría de sus afecciones no suelen ser peligrosas o complicadas de tratar. Pero es importante saber que esta zona puede inflamarse o irritarse debido a diferentes razones: 

-Inflamación y rojez por quemadura momentánea. Por ejemplo, por la ingesta de alimentos picantes o muy calientes. Suele desaparecer sin necesidad de aplicar ninguna solución concreta.

-Falta de vitaminas. Si el organismo necesita ciertas vitaminas que no está obteniendo, las defensas bajan y pueden aparecer aftas o llagas en el paladar. 

-Deshidratación. No consumir las cantidades de líquido necesarias para el buen funcionamiento del organismo ocasiona sequedad en la boca que, si no es solucionada a tiempo, puede originar inflamación en las encías y el paladar. El consumo de alcohol y tabaco aumenta la deshidratación.

-Placa bacteriana. Se forma debido a una acumulación de bacterias procedentes tanto de la comida como de la propia saliva y mucosa de la boca. Se elimina con unos hábitos correctos de higiene oral. Cuando no es así, puede provocar infecciones.

-Herpes. Aunque normalmente afecta a los labios, también puede aparecer en el paladar y causar hinchazón. Se presenta en forma de llagas o úlceras rojizas en la boca. Son bastante dolorosas y se generan por un virus muy contagioso.

-Candidiasis. Es una infección provocada por una clase de hongos propios de la mucosa de la boca. No tiene un origen concreto por lo que se tiene que estudiar cada caso. Los síntomas son la aparición de pequeñas manchas y que el paladar se vuelve blanquecino.

-Alergias. Algunos alimentos y medicamentos pueden desencadenar una respuesta alérgica que inflame la cavidad oral.

-Enfermedades de otros órganos. La inflamación del paladar puede indicar que otros órganos como el hígado, el páncreas o los intestinos no se encuentran en óptimas condiciones

-Síntomas cancerígenos. El cáncer de paladar se manifiesta con inflamación, lesiones en la zona y dolores bucales. Se pueden crear manchas blancas de un tamaño considerable. 

Una ayuda inicial en casa puede ser tomar líquidos fríos (que no sean cítricos), tomar un antiinflamatorio, usar cepillo dental con cerdas suaves y cuidar la dieta. También existen enjuagues bucales que pueden ser útiles, en especial, los que tienen sal y bicarbonato de sodio. 

Si las molestias no remiten, pide cita en ALAIA y realizaremos un estudio de tu boca. Hay que buscar el origen del problema.

Trabajamos por tu bienestar.

El consumo de tabaco es la causa más común de muerte prevenible en el mundo. Muchas veces, tendemos a pensar que sus efectos sobre la cavidad oral se limitan a simples tinciones de los dientes o a la aparición de halitosis. Sin embargo, podríamos decir que éstas son las consecuencias más leves. El verdadero problema está en lo que no vemos. 

Fumar multiplica por tres las posibilidades de padecer cáncer oral y por siete las de padecer cáncer faríngeo. Es una de las posibles causas del fracaso de los implantes y también predispone a la enfermedad periodontal. En los fumadores se retrasa la cicatrización de las heridas y tienen más posibilidades de sufrir una infección por hongos. Otro dato curioso: según la Asociación Dental Americana (ADA), la acción del tabaco limita la percepción de sabores y olores, especialmente, el salado. Esto hace que los fumadores tiendan a abusar inconscientemente de la sal, lo que puede provocar subidas de tensión arterial. 

Tener una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir enfermedades, pero no implica que seamos inmunes a los efectos del tabaco. La cavidad oral es una de las localizaciones donde más claramente se manifiestan los efectos nocivos, lógicamente, ya que constituye el principal canal de entrada del humo, junto con las vías respiratorias.

En cuanto a los conocidos vapeadores o cigarros electrónicos, se han promocionado los últimos años como una alternativa más segura al tabaco convencional y gran parte de la población los considera inocuos. Sin embargo, estudios recientes muestran evidencias de que también tienen consecuencias negativas para la salud bucodental. Los datos científicos aportados apuntan a un posible efecto sobre el aumento de riesgo de cáncer oral y a un claro impacto sobre las enfermedades periodontales. 

Según el Consejo General de Dentistas, es fundamental implementar acciones preventivas y educativas, dirigidas a los jóvenes, que aborden los riesgos asociados al tabaquismo y que fomenten un estilo de vida saludable.

Los dentistas somos facultativos que podemos ofrecer asesoramiento y ayuda a todas aquellas personas que quieran superar esta adicción. De momento, y hasta dejar este hábito nocivo, les recomendaremos aumentar la frecuencia de cepillado, usar un buen colutorio y tener a mano el hilo dental. Y, desde luego, visitarnos con mayor regularidad para hacer un seguimiento más exhaustivo de la salud bucodental. 

La única forma de paliar los efectos negativos del tabaco es dejarlo.

Los dientes amarillos empeoran sustancialmente el aspecto de una persona y no sólo por un tema puramente estético, sino porque además denotan, en muchos casos, una mala higiene oral. Es relativamente habitual que, con el paso de los años y los malos hábitos, los dientes pierdan su blancura natural. No obstante, mantener un cuidado bucal constante y evitar malos hábitos nos ayudará a prevenir ese tono amarillento.

La erosión del esmalte es una de las principales causas de que los dientes pierdan esa blancura de la que hablamos, ya que la capa subyacente de la dentina, que es de color amarillo, queda más visible.

Estos son los principales consejos a seguir para intentar evitarlo:

-Cepíllate los dientes, al menos, dos veces al día, especialmente por la noche.

-Usa hilo dental y productos que protejan y fortalezcan el esmalte.

-Evita el tabaco, ya que mancha los dientes y les da esa tonalidad amarillenta que tanto nos disgusta. 

-También hay medicamentos que tintan las piezas dentales, aunque esto es algo que quizá no podamos evitar al ser necesarios en el tratamiento de una patología.

-Algunos alimentos como el curry, las bayas y algunas comidas azucaradas con mucho ácido pueden erosionar también el esmalte. Ocurre lo mismo con las bebidas carbonatadas y con el té o el caféen exceso.

-Seguir una dieta sana y equilibrada nos ayudará a mantener una sonrisa sana.

-Visita regularmente a tu dentista. Te recordará que es importante llevar a cabo una limpieza dental profesional cada año (o cuando el especialista lo crea necesario). 

Hay que tener en cuenta un tema importante: la blancura no siempre es sinónimo de buena salud bucodental. Por ello, debemos ponernos en manos de un profesional, que revisará el estado de nuestros dientes y encías y podrá aconsejarnos de manera personal. Además, también hay una componente genética que juega un papel importante. 

Para mejorar la tonalidad de nuestra dentadura, existen distintos procedimientos de blanqueamiento dental. Consúltanos, en ALAIA podemos asesorarte de manera profesional. No recurras a opciones dudosas que puedan conllevar riesgos para tu salud. 

La Odontología especializada te ofrece opciones como la limpieza profesional, el blanqueamiento dental y las carillas.

Tu bienestar nos preocupa y nos ocupa.

El Centro Odontológico ALAIA realiza la práctica odontológica de la manera más armoniosa con el medio ambiente. Creemos en el beneficio común y sabemos que muchos de nuestr@s pacientes son afines a una ética medioambiental.  

Eficiencia energética: la Clínica dispone de tecnologías y equipos que reducen el impacto ambiental, como lámparas de luz led. Además, estamos pendientes del apagado de dispositivos electrónicos no utilizados.

Uso de materiales biodegradables o menos contaminantes: priorizamos la seguridad y usamos el autoclave para todo aquello que pueda conllevar el más mínimo riesgo. 

Reducción del consumo de plásticos: además, intentamos colaborar con proveedores que ofrezcan opciones de embalaje sostenible. Nuestros procedimientos de reciclaje son diarios.

Reducción del consumo de agua: se trata de un bien cada vez más escaso y que debemos cuidar al máximo.

Digitalizar los registros y procesos: intentamos reducir papel y otros desechables y que los procedimientos se vuelvan más ágiles.

Realizar compras responsables: es interesante agrupar los pedidos de un mismo proveedor en un solo envío para reducir las emisiones de CO2 del transporte. En el sector dental, además, comienzan a aparecer productos más respetuosos con el entorno, que nos permiten ejercer nuestra profesión de manera más sostenible. 

Programas de responsabilidad social: colaboramos en las campañas y actividades comunitarias locales que promueven el cuidado del medio ambiente y el entorno, así como la importancia de la sostenibilidad.

Todas estas ideas van unidas al concepto de bioseguridad. Protegemos al paciente y al equipo de profesionales de nuestroCentro Odontológico. La desinfección, tanto del instrumental como de las superficies, se convierte en el pilar de nuestra labor diaria.

Apostamos por reducir el impacto de los procedimientos odontológicos en el medio ambiente.

La pérdida de un diente es un problema común en la edad adulta. Las causas pueden ser diversas: desde algún tipo de traumatismo hasta una complicación derivada de enfermedades como la caries o la periodontitis. 

Una boca sana tiene un equilibrio perfecto en el que cada pieza dental cumple su función, al igual que los tejidos duros y blandos o el hueso y las encías. Cuando perdemos un diente ese equilibrio se rompe y nuestra dentadura comienza a deteriorarse. Por eso, siempre insistimos en la importancia de reponer todas las piezas dentales. 

La falta de un diente afecta no sólo a la funcionalidad de la boca. También a la estética e imagen de las personas, algo de vital importancia en la sociedad actual. Además, no sustituir el diente perdido cuanto antes hace que se pierda hueso maxilar y la encía se pueda retraer. Por otro lado, como ya sabemos, la salud de nuestra boca está directamente relacionada con la salud general. La ausencia de piezas dentales afecta a la función masticatoria y ocasiona problemas digestivos, ya que los alimentos no se trituran correctamente. Por todo esto, es importante acudir a una clínica de confianza y consultar al especialista la opción más adecuada para cada caso.

En el Centro Odontológico ALAIA aportamos soluciones, que llegan de la mano de los implantes dentales o las prótesis, que se adaptan de manera personalizada. 

El implante suele ser la mejor opción para reemplazar uno o varios dientes. Al colocarlo, desempeñará la función de la raíz de la pieza ausente y, sobre él, se colocará una corona o prótesis dental que reemplazará al diente. El resultado es una pieza artificial con un aspecto natural y similar a la dentadura del paciente. 

En función del estado en el que se encuentren el resto de los dientes, otras soluciones pueden ser los puentes o las prótesis removibles.

Los especialistas en Implantología Oral de ALAIA pueden ayudarte a elegir el mejor tratamiento para tu caso.

Pide cita previa.

Es la hora. 2024 toca a la puerta. Ha llegado el momento de hacer el balance de este año para así marcar los propósitos del siguiente. 

Parece que enero es siempre buen momento para iniciar cualquier actividad o tratamiento. También ése que has ido posponiendo a lo largo de las últimas semanas o meses. Señala en el calendario ese día en el que quieres iniciar la transformación de tu sonrisa. Pide cita previa y comenzaremos todo el proceso. Pondremos todo a punto para recibirte en nuestro Centro Odontológico y planificaremos la mejor estrategia a seguir.

Por nuestra parte, estamos muy satisfechos y hacemos una estupenda valoración de lo que ha sido 2023 para ALAIA. Han sido meses de mucho trabajo y esfuerzo diario, pero cada hora en la Clínica ha merecido la pena al ver después el resultado final. Hemos tenido la oportunidad de ofrecer nuevas técnicas odontológicas, con nuevas herramientas de trabajo que han mejorado sustancialmente los tratamientos. Nuestra máxima prioridad en el nuevo año será también cuidar de vuestra salud bucodental y, de esa manera, de vuestro bienestar general.

Os agradecemos que nos hayáis brindado la oportunidad de ser parte del cuidado de vuestra sonrisa y, en definitiva, de vuestra salud. Gracias por confiar en el equipo, por vuestras palabras y gestos de cariño. Nos sentimos afortunad@s. Urte berri on!

Os deseamos un 2024 lleno de sonrisas, felicidad y mucha mucha salud.