Prótesis fija y móvil

Las prótesis puede ser fijas (sobre implantes o sobre dientes) o móviles (de quitar y poner).

Éstas últimas pueden ser completas (reponen todos los dientes de un maxilar) o parciales (reponen varios dientes de un maxilar, pero quedan algunos dientes que sujetan la prótesis mediante unos ganchos metálicos).

Las prótesis móviles deben de retirarse después de cada comida, para poderlas limpiarlas y mantenerlas así en un buen estado. Las fijas, en cambio, no deben ser retiradas, sino que permanecen en la boca como si de dientes naturales se tratara. Éstas van apoyadas sobre implantes (los dientes se atornillan a los implantes) o sobre dientes naturales (los dientes se pegan a dientes del paciente, los cuales han sido reducidos de tamaño previamente).

Para saber cúal es la opción adecuada para cada paciente, debe de realizarse un buen estudio previo.