El verano es sinónimo de relax y diversión. Reducir el estrés diario es bueno para la salud, en todos los sentidos, también en lo referido a salud oral.

Por eso, estas semanas que se aproximan pueden ser muy saludables y nos ayudarán a coger fuerzas para el siguiente ciclo. Este año, tras esta dura pandemia y el confinamiento, valoraremos aún más el hecho de estar al aire libre y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Además, queremos destacar que la salud oral cobra ahora, en el marco de pandemia de covid-19, una trascendencia especial. La Sociedad Española de Periodoncia recomienda, más que nunca, reforzar los hábitos de higiene bucodental. Hay que tener una boca sana para ayudar a cerrar el paso al virus.

Estos son algunos consejos de salud bucodental para la época estival:

-Aprovecha que entran mucho mejor los alimentos frescos y con alto contenido hídrico como las verduras, frutas y hortalizas. Evitarán la sequedad bucal y te mantendrán hidratad@.

-Precisamente para mantener esa hidratación, será esencial beber mucha agua. Ayudará a generar saliva, que posee agentes antibacterianos que protegen los dientes y encías.

-Recuerda que el azúcar y las bebidas carbonatadas son muy perjudiciales para el esmalte. No abuses de ellas.

-Si te vas de viaje y usas algún tipo de férula, no la olvides en casa. Si no te la pones, puede que a la vuelta ya no encaje correctamente.

-Evita el denominado “sarro del nadador”, al estar demasiado tiempo en contacto con el cloro de la piscina. Para ello, será necesaria una buena y constante higiene dental.

-Ten cuidado al practicar deportes, especialmente, si son de riesgo. Utiliza un protector bucal, con mayor motivo si llevas brackets.

En caso de fractura dental, conviene guardar el fragmento y acudir lo antes posible al dentista para aplicar el tratamiento adecuado. Así, evitaremos el dolor y la infección de la pulpa dental.

-La protección solar en los labios es fundamental para prevenir el cáncer en esta parte de la boca.

-Intensifica tu higiene bucodental. Cambiamos los hábitos y eso, unido al calor, puede generar la proliferación de bacterias bucales y un aumento de patologías. Que no te falte ese kit de higiene oral en tu bolsa de playa. Ante un olvido, procura tener aliados como las manzanas y las uvas que ayudan, de manera natural, a limpiar y mantener un buen nivel de salud en la boca.

Para evitar sustos, hazte una revisión tras las vacaciones. Así podremos minimizar los riesgos, detectar posibles daños y actuar lo antes posible.

Y, sobre todo, relájate en verano y sonríe.