Hoy queremos presentaros a un nuevo amigo del Centro Odontológico ALAIA.

MOLARIS ha llegado para transmitir alegría y tranquilidad en la consulta a nuestros pacientes más pequeños. Esta muela de ojos saltones y sonrisa apacible se convierte este año en la mascota de nuestra Clínica.

Ha llegado directamente de Estados Unidos y ya es alguien muy especial para nosotros.

MOLARIS no lo sabe, pero, en el fondo, es parte de un objetivo educativo ya que nuestro máximo interés es que los niños y niñas que nos visiten entiendan la salud bucodental como algo divertido, sencillo y, sobre todo, muy importante.

Estamos seguros de que nuestra pequeña muela será de ayuda para todos aquellos pacientes de menos de metro veinte a los que les cuesta más venir a consulta. Con él, podremos explicarles la mejor manera de lavarse los dientes y aquellos cuidados que deben seguir día a día en lo relativo a su boca.

MOLARIS nos ayudará a transmitir los valores de nuestra Clínica: confianza, seguridad, cercanía…somos una familia con la salud oral como eje de unión.

¡Bienvenido al equipo ALAIA!